Economistas destacan necesidad de volver a levantar el crecimiento

Los expertos no se sorprendieron y esperan que otras clasificadoras repliquen la decisión.

Ni por el momento ni la magnitud sorprendió ayer a los economistas locales la decisión de Fitch Ratings de recortar un peldaño la nota soberana de Chile.

‘Esto estaba en lo probable, dado que la deuda de Chile ya la tenía en perspectiva negativa’, señala el expresidente del Banco Central, Vittorio Corbo. De hecho, agrega el economista senior de BCI Estudios, Antonio Moncado, ‘la rebaja ya estaba incorporada en los precios de mercado, por lo que el impacto en el costo de financiamiento es más bien menor’.

Los expertos esperan que los ajustes se repliquen ‘dada la situación fiscal actual y de crecimiento del PIB para los próximos años, sumado a que varias otras clasificadoras de riesgo mantienen una perspectiva negativa sobre su clasificación de Chile’, comenta la economista de Euroamérica, Martina Ogaz.

En este escenario estabilizar las finanzas públicas es clave: ‘La gran duda que tiene Fitch -en la que concuerdo- es la posibilidad de estabilizar la deuda a futuro’, advierte el académico y ex integrante del Consejo Fiscal, Luis Felipe Lagos.

Lo anterior, no sólo por los efectos que dejará el paso de la pandemia, sino que por la incertidumbre política que consigna Fitch a mediano plazo.

‘El principal desafío es que se genere consenso respecto de lo importante de resguardar las instituciones, que han sido pilares del desarrollo económico de nuestro país comparativamente con el resto de Latinoamérica’, señala la economista socia de FK Economics, Valentina Konow.

El camino que recomiendan los economistas consultados por DF para mejorar las cuentas fiscales lo centran en que el país logre iniciar una expansión de la economía. Es el crecimiento el que aporta más ingresos fiscales’, enfatiza García junto con advertir que abrir la puerta a una reforma tributaria sería la respuesta equivocada.

Un punto que refuerza Moncado, dado que ‘no es prudente’ plantearla en medio de la crisis.

Eso sí , agrega que ‘una vez superada, habrá que analizar con cuidado las medidas que se deban adoptar. Por lo pronto, deberían eliminarse exenciones tributarias injustificadas, que permitirían elevar de forma relevante la recaudación’. Un punto en el que coincide Lagos, ‘pero con cuidado. Por ejemplo, no me parece revisar la exención de IVA a salud y educación, pero sí el diésel y la renta presunta’.

A ello Ogaz agrega que si bien una reforma tributaria adquiere relevancia en el marco de que el Estado necesita recursos adicionales, el foco debería comenzar en el crecimiento de la economía, ‘que en los últimos años se ha ubicado bajo el potencial’.

‘Esto pone presión para revisar el gasto público y también el sistema tributario para reducir los déficits proyectados, para evitar medidas que sigan deteriorando las perspectivas de crecimiento’, agrega Corbo para evitar un mayor deterioro en la clasificación.

 

8,5% DEL PIB PROYECTA FITCH QUE SERÁ EL DÉFICIT FISCAL 2020

 

Fuente: Diario Financiero