Subsidios al empleo o cómo detener la bola de nieve

Señora Directora: Sabemos que el empleo será clave en la reactivación. Si se recupera rápido, se interrumpe la bola de nieve de malas cifras económicas y comienza un círculo virtuoso, en el que las familias vuelven a tener ingresos. Pueden volver a consumir, se reactiva la economía haciendo que las empresas necesiten contratar más trabajadores, y así sucesivamente.

Suena bien, pero es tremendamente difícil de lograr. Por eso es tan importante el anuncio de los subsidios al empleo. ¿En qué consisten? Son básicamente un subsidio a la contratación de nuevos trabajadores y un subsidio al regreso de trabajadores suspendidos. Los subsidios podrán ser cobrados hasta por seis meses y tiene un trato especial para trabajadores mujeres, jóvenes o con discapacidad. Lo que implícitamente está en el diseño de los subsidios es que una empresa que está indecisa entre retornar a sus trabajadores o tener que contratar a alguien para poder abrir sus puertas, el subsidio sirva como un ’empujón’ y la relación laboral se concrete.

Hay antecedentes empíricos para pensar que los subsidios al empleo pueden producir los efectos deseados, y este en particular presenta un diseño bien orientado. Lo fundamental es evaluar sus resultados para poder diseñar más (y tal vez diferentes) programas en los próximos años, en los que seguiremos viviendo las consecuencias de la pandemia.

JORGE FANTUZZI ECONOMISTA SOCIO DE FK ECONOMICS.

 

Publicada en Diario Financiero