Participación y segunda vuelta

Por Felipe Sepúlveda, Jorge Fantuzzi y Florencia Croxatto.

En este artículo queremos contribuir en el debate a partir de un análisis estadístico a nivel comunal de los datos preliminares publicados por el Servicio

Electoral (Servel). En ese contexto, seguimos una metodología de estimación estadística estándar en la que identificamos algunos factores que habrían sido relevantes para explicar la mayor participación electoral en segunda vuelta. Analizando los datos se aprecia que la votación de Gabriel Boric creció especialmente en aquellas comunas que aumentaron su participación en segunda vuelta. Por ejemplo, en La Reina, que tuvo un incremento de participación de cerca de 10%, Gabriel Boric tuvo incremento de vo¬tos de 95,6%; por otro lado, en Paine, que tuvo un aumento de 20% en la participación, Boric tuvo un incremento de votos de 152%.

En efecto, según nuestra estimación, en una comuna que aumentó la participación en 18%, equivalente al promedio nacional, Boric tuvo un aumento su votación en 228,34%, ratificando que fue más efectivo en la movilización del nuevo electorado que José Antonio Kast.

Motivados por este hallazgo, quisimos ver cuáles son los determinantes de ese aumento de participación. Nuestros análisis sugieren que las comunas que más aumentaron su participación, correlacionan con comunas en las cuales Yasna Provoste y Gabriel Boric obtuvieron más votos en primera vuelta. En efecto, comunas como Freirina, Vallenar y Huasco, en el norte de nuestro país, en las que Provoste tuvo una votación de 43,84%, 42,8 y 33,5%, respectivamente, aumentaron su participación en la elección de segunda vuelta en un 11% adicional al aumento promedio nacional (18,3%). Lo mismo ocurre con comunas como Nuñoa, Santiago Centro, Pedro Aguirre Cerda y San Joaquín, en las que Borla en la primera vuelta obtuvo altas votaciones. En dichas comunas, en la segunda vuelta la participación electoral aumentó un 14% por sobre el promedio nacional.

En otros ejercicios estadísticos encontramos que el aumento de la participación total en la segunda vuelta se debe, en parte, al aumento de la votación en comunas que tienen mayor tasa de pobreza (cada punto porcentual de pobreza implicó un aumento promedio en la participación de 7,5% aproximadamente). Esto se podría explicar por una alta tasa de parti¬cipación de las comunas de más altos ingresos en la primera vuelta presidencial, la cual, por ejemplo, llegó a más del 60% en Vitacura (69%), Las Condes (63%) y Lo Barnechea (65,3%), mientras que otras comunas como Colchane, Mellpenco y Chaitén, no alcanzaron el 35% de participación.

Por otro lado, si bien en las comunas con más mujeres Gabriel Boric tuvo más votos que José Antonio Kast, en las que más aumentó su votación respecto a primera vuelta fueron comunas con un ma¬yor porcentaje de hombres. Por ejemplo, en Parte y Pica, donde la población es mayoritariamente de sexo masculino, Boric aumentó su votación en 220%, versus Vitacura y Nuñoa, donde hay más mujeres y el aumento fue de 134% y 69% respectivamente.

Asimismo, hay otras variables que no resultaron ser buenos predictores de la mayor votación de segunda vuelta, por ejemplo, la edad promedio de la comuna. En definitiva, nuestro análisis permite identificar algunos determinantes del aumento de la participación electoral en segunda vuelta. Es evidente que el Presidente electo fue capaz de aumentar la movilización de sus electores; sin embargo, parece que un elemento clave es que las comunas con mayor aumento de participación fueron aquellas que tuvieron mayor votación de la izquierda y centroizquierda en la primera vuelta, zonas con mayor tasa de pobreza, y con mayor porcentaje de hombres, lugares en los que había más espacio para crecer y que beneficiaron más al Presidente electo.

Fuente: La Segunda