¿Es conveniente indexar los salarios a la UF?

Autora: Emily Jacob.

A raíz de la alta inflación por la que atraviesa Chile, la cual llegó a una variación a doce meses de 11,5% el mes de mayo[1], una de las críticas que se le hace a la indexación de la UF es que mientras muchos bienes y servicios se ajustan al aumento de la inflación, los salarios de las personas no lo hacen, lo cual ocasiona una disminución del poder adquisitivo de los trabajadores.

La UF fue creada para actuar como un seguro frente a la inflación, posibilitando hacer contratos de largo plazo con mayor certeza y protegiendo los ahorros de la desvalorización monetaria. Los principales usos que se le dan a la UF son en el mercado inmobiliario y financiero, seguros (de vida, salud, y cesantía), previsión, usos legales, entre otros.

Entonces, si la UF es utilizada para gran cantidad de bienes y servicios, ¿por qué no es conveniente pagar los sueldos indexados a la inflación?

La literatura económica[2] muestra que esto podría traer consecuencias negativas para la economía y los hogares, ya que la indexación de precios y salarios incide en la presión inflacionaria. Es decir, al indexar los salarios a la UF se estaría tratando de mitigar los efectos de la inflación, pero el resultado insoslayable es que se genera mayor inflación.

Por un lado, si los salarios se reajustan a la inflación pasada, se elevan los costos de producción con lo cual aumentan los precios de venta. Asimismo, si ante un aumento de la demanda interna los precios de los productos suben, y eso hace subir los precios generales de la economía, los salarios indexados a la UF llevarían a un alza en el poder adquisitivo y, por lo tanto, a un aumento en la demanda, lo que empujaría el alza de precios aún más, generando inercia inflacionaria.

Lo anterior dificulta el objetivo del Banco Central de controlar la inflación y mantenerla en su rango meta. Esta institución lo que justamente busca hacer en caso de un aumento de demanda interna es subir la tasa de política monetaria para retirar dinero circulante de la economía, contraer la demanda y así detener el alza de precios.

En conclusión, mediante la indexación de salarios aumentarían los costos de reducir la inflación. Parece más conveniente permitir que el Banco Central tenga todos los grados de libertad posible para mantener controlada la inflación y así no necesitar medidas como la indexación de salarios para mitigar los efectos de la inflación. La mejor solución  contra los efectos de la inflación es justamente no tener inflación.

 

 

Referencias:


[1] INE. (Junio 2022). “Boletín Estadístico: Índice de precios al consumidor. Edición n°283”.

[2] Arellano (2021), Jadresic (2002) y Shiller (2002).