Empleo en Gran Santiago anota mayor caída en 38 años y la construcción pierde 160 mil plazas

De acuerdo a la Encuesta de Ocupación y Desocupación de Microdatos de la Universidad de Chile, la tasa de desempleo llegó a 14,1% que equivale a 436.308 personas desocupadas en la capital.

El desempleo es uno de los principales canales de transmisión que tiene la crisis sanitaria en la economía y en el diario vivir de las personas. Eso lo están mostrando todos los sondeos dedicadas a medir esta variable.

Ayer fue el turno de la Encuesta de Ocupación y Desocupación en el Gran Santiago del Centro de Microdatos de la U. de Chile. Esta mostró que el empleo anotó una caída interanual de 16,9% equivalente a 541.138 empleos perdidos. Es, además, su mayor baja en 38 años (1982).

Si bien la tasa de desempleo llegó a 14,1% que equivale a 436.308 personas desocupadas en el Gran Santiago, es 1,5 puntos porcentuales más baja que la observada en marzo de 2020, y 5,7 pp sobre la de junio de 2019. El hecho que la tasa de desempleo esté por debajo de la de marzo, se debe a que las personas se están retirando de la fuerza de trabajo.

De acuerdo al sondeo, esta variable cayó 11,4%, es decir, 400.411 personas. Este hecho hace que no haya una mayor presión hacia el mercado laboral. De esta forma, la tasa de participación pasó en 12 meses de 63,1% a 54,3%.

La encuesta contabilizó 2.612.000 personas inactivas, de las cuales 400 mil no buscaron empleo debido a la pandemia, a pesar de que estaban disponibles para trabajar. Si esas personas se consideran activas, es decir, buscando empleo, la tasa de participación laboral subiría a 61,3%, mientras la tasa de desempleo llegaría a 23,8%.

La directora ejecutiva del Centro de Microdatos, Lorena Flores, sostuvo que “cuando estas personas empiecen a buscar a trabajo pasara a ser desempleados por lo que sí se puede decir que es una olla a presión” para el mercado laboral.

Del grupo de los ocupados, un 30,6% son trabajadores inactivos temporales o ausentes y de ellos el 38,4% están acogidos a la Ley de Protección al Empleo, por lo tanto, reciben ingresos del Seguro de Cesantía.

SECTORES. El análisis según actividad económica refleja un desplome del empleo en Construcción de 47,7%, es decir, casi uno de cada dos puestos de trabajo en ese sector se perdió, lo que equivale a 160 mil plazas laborales. Le sigue Servicios personales y del hogar, con una merma de 148 mil empleos (-43,2%); y Comercio, con una baja de 15,8%, que representan 117 mil puestos menos.

También cayeron Servicios comunales y sociales (-10,7%), Servicios de Gobierno y financieros (9,7%) y Servicios de transporte y otros (-8,9%). En cambio el empleo en Industrias Manufactureras muestra un alza de 5,0%, aunque bajó respecto al trimestre anterior (-5,4%).

Jorge Fantuzzi, economista socio de FK Economics, afirma que “no es raro que en épocas de crisis el desempleo aumente y también disminuya la fuerza de trabajo. La fuerza de trabajo disminuye porque las personas que quedan sin trabajo se dan cuenta que no es fructífero seguir buscando empleo porque la crisis lo dificulta mucho y prefieren salir del mercado laboral”.

Cecilia Cifuentes, académica de la Universidad de Los Andes, comenta que “estas cifras muestran una gran contracción del empleo, no solo de la demanda, sino también de la oferta (aunque la demanda cae más, lo que explica el aumento del desempleo)”.

La economista agrega que “tenemos por delante una tarea enorme de volver a insertar a millones de trabajadores al mercado, y en ese tema aumentar la cotización previsional para un reparto es totalmente contraproducente”.

 

DATOS

  • 11,4% cayó la fuerza de trabajando en un año, lo que equivale a 400.411 personas..
  • 54,3% es la participación laboral que se registró en junio. La cifra es mejor al 63,1% que se tuvo en junio del año pasado.

23,8% llegaría la tasa de desempleo si se consideran a los inactivos.

• ¿Qué ha pasado? La tasa de desempleo llegó a 14,1% que equivale a 436.308 personas desocupadas en el Gran Santiago, según la encuesta de Microdatos de la U. de Chile.
• ¿Por qué ha pasado? La fuerza de trabajo cayó 11,4%, es decir, 400.411 personas. Este hecho hace que no haya una mayor presión hacia el mercado laboral.
• ¿Cuáles son los sectores más afectados? La Construcción anotó una caída de 47,7% y Servicios personales y del hogar una merma de 43,2%, seguido por las caídas en Comercio 15,8% y Servicios comunales y sociales con -10,7%.

Trabajadores con contrato suspendido ya llegan a 710 mil

En un nuevo balance semanal, la Superintendencia de Pensiones, informó que hasta el 9 de agosto hay 710 mil trabajadores con contrato suspendido. De ese total, 163.686 corresponden a la actividad del comercio y 148 mil a construcción. Asimismo, el total de empresas acogidas a la ley llegan a las 116.012. De ellas, el 77,4% son microempresas, 17,6% pequeñas, 3,2% medianas y 1,1% grandes empresas. En cuanto a los trabajadores con reducción de jornada, el reporte informó que superan ya las 40 mil personas, siendo nuevamente el comercio quien tiene la mayor cantidad de personas bajo esa condición con 11.358 trabajadores. Le sigue más atrás transporte y almacenamiento con 5.771. En tanto, las trabajadoras de casa particular con contrato suspendido llegan a las 18.296.

 

 

Fuente: Pulso –  La Tercera