¿Hambre?

En El Bosque el 9,6% de la población -más de 14.000 personas- vivía en situación de pobreza el año 2017, sin una crisis como ésta.

Es increíble cómo este drama saca a relucir la insensibilidad. Por un lado, aparecen las críticas de políticos jóvenes que hacen política añeja. No quieren aportar, sólo ganar un punto político o cambiar el centro de la atención desde sus fallas a las fallas de otros. Vociferan que ellos lo advirtieron, como si el resto no supiera que serán meses dolorosos, como si ellos fueran dueños de la pobreza, el frío y el hambre. No entienden que no es suficiente tuitear que “hay plata” para que ésta aparezca. Del drama de los vecinos quedó poco, sólo el llamado oportunista a la movilización.

Por otro lado, gente minimizando y riéndose de las imágenes. Probablemente no conocen la angustia de la falta de recursos para un plato de comida. Rematan ridiculizando la obesidad de los que manifiestan su hambre como si fuera una contradicción, sin razonar que tal vez no les alcanza para alimentarse bien (la obesidad en el primer quintil de ingresos alcanza a un 2,5% mientras que en el quintil superior esa cifra es sólo un 0,4%).

La insensibilidad hace mal. Nos divide y aleja, y no nos damos cuenta.

 

Jorge Fantuzzi
Economista Socio de FK Economics

Publicado en Diario Financiero